Изображения страниц
PDF
EPUB

Del mismo modo se recitarán sucesivamente las otras lecciones, páginas 138, 213, 269.

Por lo que respecta al verbo haber, tom. 1. el estudiante le recitará del modo siguiente, sin el auxilio del maestro.

Infinitivo.
To have,

haber,

to har'.

Particifiion.
Presente.

Pasito.
Havins, habiendo, haring.

Had, habido, had. Y de este modo todos los demas tensos*.

Luego que el estudiante haya aprendido el verbo haber en el tomo 1. pasará á leerle en el tomo segundo página 30 donde está conju. gado con mas extension, por habérsele añadido las nuevas y necesarias formas afirmativa y negativa.

Como el ahorro del tiempo es muy importante al maestro, este, luego que se haya recitado una leccion, hará que el discípulo lea la siguiente antes de proceder á su recitacion, &c.; pero él deberá primero repetir en voz perceptible cada una de las frases Españolas de la leccion que se acaba de recitar, y el discípulo escribirá las frases Inglesas correspondientes, que leerá inmediatamente al maestro para informarle que puede pasar á la siguiente frase Española.

La razon, porque el maestro ha de leer la frase Esfiañola y no la Inglesa, cs, que el deletreo se aprende por los ojos y no por los oidos; y por este método se obliga al discípulo á traer á la memoria las letras que ha visto en la composicion de las voces. Pero si, por el contrario, leyese el maestro la frase Inglesa en vez de la Española, el discípulo, ateniéndose á su oido, que no es el órgano propio en tales ocasiones, cometeria muchos y crasos errores. Con todo si el maestro Ingles no entendiere el Español, como en el caso propuesto en la nota, se ve. rá en la necesidad de leer la frase Inglesa.

Quando el estudiante haya enriquecido su memoria con una provision considerable de voces y frases, con los verbos auxiliares haber

Del modo de usar esta obra se deduce que, como el maestro Ingles no tiene necesidad ni de pronunciar, ni de hablar el Español, aun sin entenderles podrá, por medio de ella, dirigir el curso de instruccion: Ventaja, a la ver. dad, extraordinaria y pecuiar solamente de este método. (Véase la Introduccion arriba citada pag. 22).

y ser, y algunos otros que sirven de modelos de conjugacion, y haya adquirido un conocimiento perfecto de los verbos irregulares, cuya lista se halla en la página 451 de la Gramática Inglesa* juntamente con los puntos mas esenciales explicados en esta obra, que se deben aprender al mismo tiempo que las frases, se hallarú precisamente en estado de entender el Ingles quando se le hablen, y será capaz de expresar sus ideas en esta lengua, &c.

Entonces será conveniente pasar al estudiante á la coleccion de piezas contenidas en the English Reader, que fácilmente entenderá por las muchas voces y frases que ya tiene aprendidas de memoria.t Despues de algunas semanas empleadas en este exercicio, le aconsejamos que lea con la mayor atencion (lo que él podrá entonces executar con aprovechamiento y gusto, a causa de sus progresos en la lengua Inglesa) la parte del segundo tomo, intitulada “ Syntax made Easy," cuyas reglas observará cuidadosamente ; pues comparando entre sí los exemplos Ingleses y Españoles, que las declaran, descubrirá las diferencias de ámbas lenguas; lo que necesariamente le dará un perfecto conocimiento de las particularidades de la Inglesa. Este modo comparativo de aprender la sintáxîs, acompañado de la lectura de los autores clásicos, nos parece el mas filosófico y, al mismo tiempo, el mas eficaz. Debemos aquí advertir, que muchas de las reglas contenidas en esta parte de nuestra obra las hemos tomado de 15. Dufief en su Nature Displayed, aplicada á la lengua Franceså; porque la sintáxîs de esta y la de la Española convienen en muchos puntos. Nosotros confesamos esto, con tanto mas gusto, quanto estamos ciertos de que las mas de ellas son originales, y están explicadas con la mayor

* El que desée adquirir mas hábito en la conjugacion Inglesa, deberá leer con freqüencia los verbos del segundo tomo, donde están conjugados con mas extension que en la Gramática Inglesa.

† No hay necesidad de empezar á leer los autores muy á los principios ; porque aprendiendo los vocabularios &c., del modo que hemos propuesto, aprende. mos las tres cosas que constituyen el conocimiento de una lengua; á saber, el entenderla, hablarla, y leerla ó escribirla.

El aplicar al principiante á la lectura de libros proporcionados á su gusto, dividirá su atencion (que deberá dedicarse enteramente á aprender de memoria la parte práctica), y el trabajo de aprender las frases, especialmente a los principios, le hará disgustarse de ellas.

[ocr errors]

perspicuidad; por lo qual esperamos que darán un mérito particular á nuestra obra.

Los que, habiendo pasado el curso de Lengua Inglesa que hemos presentado, y que consideramos suficiente para quanto puede ofrecerse en la vida social, deseen exceder y competir en el conocimiento del Ingles aun con los naturales mas intruidos, deberán estudiar las gracias del estilo y los mejores modelos de composicion. A estos les aconsejamos lean las mejores comedias Inglesas, así en prosa como en verso; las novelas que se consideran como modelos en su clase ; á Addison, Johnson, Robertson, Hume, Gibbon, Burke ; los varios autores Británicos de Ensayos; las ediciones de poetas Ingleses publicadas por Bell ó Anderson, &c.; y con el estudio de estas obras adquirirán dentro de muy poco tiempo la pureza del estilo, libre enteramente de hishamismos.

Quando se haya conseguido esta perfeccion, podrá el estudiante traducir, en Ingles, algunas de las piezas mas interesantes del Lector Español. Y con esto tenemos la satisfaccion de haber demostrado, que, aun aquella parte del tomo segundo que parece destinada a los Ingleses ó Americanos solamente, es tambien muy esencial á los Espanoles, que desean adquirir un conocimiento perfecto de la Lengua Inglesa.

Para concluir mejor esta introduccion, permítasenos valernos de las mismas palabras del sabio inventor del método de la Naturaleza.Habiendo, segun creo, satisfecho completamente al Lector acerca de este modo de instruccion, y no pudiendo resistir por mas tiempo la poderosa voz de la razon y de la experiencia, me atrevo á decir, que este es el mas sencillo, expedito, filosófico, é infalible método que puede usarse.; y para evitar que se me acuse de preocupacion á su favor, confieso ingenuamente que este método no es mio, sino de la NATI. RALEZA, acomodado á la capacidad de todas las personas que pueden hablar y leer su lengua materna. Yo no tengo mas mérito que el de haberle descubierto, cosa que otros pudieran haber hecho, y el de haberle aplicado a la enseñanza de una lengua en particular; -mostrando al mismo tiempo que es aplicable a todas en general." El aprender el Ingles dentro del mas corto tiempo que puede ima

no es la única ventaja que se saca del método de la naturaleza. Este facilita tambien la adquisicion de qualquiera otra lengua, estableciendo un modo universal, y renueva frequentemente la memoria, exer

[ocr errors]

ginarse,

citando, de un modo muy sencillo y sutil, esta noble potencia del alma al mismo tiempo que el entendimiento se cultiva y fortalece con un método fundado en la analogia y analisis, nuestras mas infalibles y seguras guias en el arte de pensar. La experiencia ha probado completamente que los que han aprendido el Ingles por el nuevo método, han conseguido mucha facilidad para sus otros estudios.

INTRODUCTION.

Take Nature's path, and mad Opinion's leave.

Pote.

THIS work is (as its title shows) an application to the Spanish and English languages, of the method of Nature in teaching language to man. This admirable process was discovered by Mr. N. G. Dufief, of the city of Philadelphia, and adapted by him to the French. The first edition appeared in the latter end of 1804. The fate of the work was singular in this particular, that it succeeded almost at once, notwithstanding the novelty of the doctrines it inculcates, and their complete contrast or opposition to those that had, for so many centuries, been in possession of directing the mind in the study of language, and notwithstanding the general combination of professors and teachers, who (with a few solitary exceptions) strenuously opposed its introduction into the schools*. It was to public opinion, that determined

* It was not because the greatest number of those gentlemen doubted the soundness of the new doctrine that they were so averse to it. It was owing chiefly to the fear that the rapidity of the progress of the pupil would in a short time give a mortal blow to their existence as professional men, by thinning their schools, or that the facility afforded to the pupil of learning speedily a language by himself, without wanting the master but for a few lessons of pronunciation (as Mr. Dufief's Universal and Pronouncing Dictionary, which enables any Englishman or American to learn the true pronunciation of every French word, and vice versâ every Frenchman to learn the English pronunciation, was not then published).

Experience soon proved that those fears were ill-grounded, as the very reverse happened, that is, the number of persons wishing to learn French greatly increased, while teachers who had adopted Nature's process thought themselves intitled to an additional salary, which the gratitude and liberality of the pupil readily granted. These circumstances could not fail to induce the great

« ПредыдущаяПродолжить »